Jesús, 3000 años antes de Cristo